Como reconocer si eres bipolar.

Aunque no lo creas muchas personas, muchas más de lo que crees, sufren de esta enfermedad que generalmente pasa desapercibida y que socialm...

Aunque no lo creas muchas personas, muchas más de lo que crees, sufren de esta enfermedad que generalmente pasa desapercibida y que socialmente le permite a las personas interactuar aparentemente de manera normal.

Existen dos tipos de bipolaridad, la más conocida de ellas se caracteriza por cambios súbitos en el humor fluctuando entre depresión y manías, sin embargo, el trastorno bipolar de tipo II es muchísimo más común y los síntomas no son tan fácilmente observables como en el tipo I.  En el segundo tipo pueden influir factores externos o situaciones circunstanciales, por lo mismo el diagnóstico sueles ser menos frecuente, pero los síntomas y deterioro de relaciones son por el contrario más numerosos.
Anuncios
Estos son algunos de los síntomas.

Como una montaña rusa, subidas y bajadas
Una persona bipolar en su momento depresivo tendrá los mismos síntomas que una persona deprimida: falta de apetito, poca energía e insomnio. Pero lo que es clave para identificar un trastorno bipolar es lo que sigue a continuación: una persona con bipolaridad suele tener momentos de euforia luego de que ha estado deprimida.

Falta de sueño
Tener insomnio no es necesariamente un síntoma de trastorno bipolar, ya que muchas veces se debe al estrés o la preocupación. Presta atención, entonces, a este pequeño gran detalle: las personas con bipolaridad pueden permanecer noches enteras sin conciliar el sueño y aun así no les falta energía. Por su parte, quienes sufren depresión suelen dormir más de lo normal.

Llamativo buen humor
Si el nivel de buen humor es extremo, no hay una razón aparente detrás de este y dura más de una semana, puede ser un indicador de bipolaridad. Por otra parte, cuando ocurren fluctuaciones en el humor muy rápidas se denomina hipomanía y también es propio de esta enfermedad.

Fácil distracción
Todos podemos atravesar momentos en que nuestra concentración se ve amenazada por el estrés u otros problemas. Sin embargo, si se trata de una distracción que no permite terminar ninguna tarea o que afecta el trabajo seriamente podría ser un indicador de bipolaridad.

Irritación constante
Todos nos sentimos irritados en algunos momentos. A fin de cuentas, ¡somos humanos! Lo que diferencia a las personas que sufren bipolaridad es que el nivel de enojo que alcanzan es exageradamente alto: pierden el control, la irritación dura muchas horas y su problema es con varias personas.


Hablan sin filtros
La mayoría de las personas que padecen bipolaridad hablan tan rápido que se hace imposible entenderlos y tampoco piensan demasiado antes de hacerlo. Además, y dada esta situación, a los interlocutores de estas personas se les hace muy difícil intervenir en la conversación.

Aparentemente confían mucho en sí mismos

Tener una autoestima alta es un aspecto muy positivo de la personalidad y al que todos aspiramos. Pero cuando la confianza se torna excesiva y la persona llega al punto de negarse a escuchar opiniones y consejos de otros puede que esté sufriendo de bipolaridad.

Comparte esta información… 

Related

Salud 3009365226420561882

Síguenos

Lo Más Reciente

Lo Más Visto

item